Escola Muuu 2015

Alquien contó una vez la historia de Aquél, el que presentía. Tan orgulloso estaba Aquél de su poder, y tanta admiración despertaba entre sus amistades y conocidos que, como labrado en piedra, nadie dejó nunca de recordar el acierto que acompañó –no podía ser de otro modo- a la más famosa de sus hazañas. Al paso por el lugar donde el grupo de amigos solía desayunar, el aire viciado de café y humo de cigarrillo de la mañana fue atravesado por el sonido estridente de una ambulancia enloquecida. El que presentía sonrió con rictus giocondesco y dejó escapar un “puede que mi madre se esté muriendo” que dejó a la cuadrilla helada y expectante.
Subieron todos a uno de los coches y siguieron sin dilación a la ambulancia por las callejuelas serpenteantes de la ciudad. Aquél sólo aventuraba a decir: “No creo equivocarme si os digo que es casi seguro que mi madre se esté muriendo”. Nadie hablaba en el coche más que él, pero el resto de los cinco amigos aceptaron con un desasosegador silencio aquella letanía hasta que vieron dónde parecía detenerse la ambulancia.
Con sorpresa observaron que había aparcada en doble fila otra ambulancia, y que la que ellos seguían pasó de largo por el número donde el admirado amigo tenía su residencia. Al tiempo que El que presentía bajó del coche salía de su portal una camilla con un cadáver cubierto por una sábana. De uno de los flancos de la camilla se dejaba entrever una mano femenina ya rígida en la que destacaba el anillo de boda de la recién fallecida. Con serenidad y porte heroico, Aquél que presentía señaló ufano con un golpe de cabeza afirmativo hacia la prueba de su acierto y se preparó para recibir las felicitaciones de sus amigos.
Más tarde, ya cuando celebraban la nueva hazaña, les dijo: “Esto no lo toméis como un presentimiento, sino como una realidad. Me han dicho que Escola Muuu llega a su fin. Lo que ya no os puedo asegurar es si será el final de su andadura. Por una vez, tengo ganas de equivocarme, chicos.” Para hacerle pasar el trago, uno de sus mejores amigos comentó que hay ciertos finales que sólo se imaginan como un hasta pronto. Y es que no todos los presentimientos deben acabar siempre en una confirmación. Todos alzaron sus copas y lanzaron a los cuatro vientos un ¡Viva Escola Muuu!

Cuándo y dónde

2, 3 y 4 de octubre 2015

Nos vamos a Mas Coromines, vieja conocida de la Escola Muuu, localizada en el corazón del Ripollés, Girona. Ya nos acogieron en la tercera, la quinta y la novena edición. Ahora, en la última, hemos pensado que no hay mejor lugar donde morir que el hogar.